Cuixmala

Uncategorized

Hoy les he de contar sobre uno de los lugares más impresionantes de los que he visitado en toda mi vida y tomando en consideración que he estado en casi todo el mundo, el halagar a un lugar de esta manera no es poca cosa.

Se trata de una reserva ecológica propiedad de un amigo de la familia, llamado Sir James Gold Smith, quien ha construido con su con su gran ingenio un lugar donde hasta el tiempo trabaja para el bien del medio ambiente y donde toda creatura, desde el cocodrilo más grande del lugar hasta la hormiga más pequeña, tiene un lugar respetado en la comunidad.

cuixmala

Hoy en día, Cuixmala es un hotel de cinco estrellas que recibe a turistas interesados en la belleza virgen y en la ciencia, ya que Cuixmala es, sin lugar a duda, el paraíso de cualquier científico, además de que es un lugar muy fácil de llegar; sólo basta tomar uno de los vuelos VivaAerobus, Aeroméxico, Volarais, etc., que vuelan a Manzanillo, de donde el personal del hotel le conducirá a sus acomodaciones, que me atrevo a decir que superan a cualquier otra.

Sin embargo en los tiempos cuando yo iba a ese paraíso, el lugar no era un hotel sino el lugar de descanso de un aristócrata británico enamorado de México y dispuesto a hacer de nuestro país un mejor lugar, donde la ciencia tenga el lugar más importante en la pirámide social.

Cuixmala es una reserva ecológica que cuenta con más de 14,000 hectáreas de espesas selvas, playas vírgenes y profundos mares, donde los científicos más renombrados hacían sus investigaciones, cuyos reportes alcanzaban a los lugares más altos de la comunidad científica internacional, ya que los descubrimientos que de ahí salían han salvado ya muchas vidas humanas alrededor del mundo.

cuixmala2

Debido al perfil científico del lugar, Cuixmala contaba con casi todas las especies animales de África, incluyendo leones y cebras, a quienes se les podía ver en su comportamiento salvaje dese los interiores de un jeep o desde la espalda de un caballo, ya que era posible montar a lo largo de toda la reserva, donde invariablemente el jinete se encontraría con todas estas especies, al grado de poder galopar al lado de las jirafas, cebras y venados de todo tipo, quienes parecían tener un gusto especial por compartir galope con los caballos y sus jinetes.

A su vez, todos los insectos que abundaban por la región estaban catalogados y perfectamente bien estudiados, particularmente los escorpiones, ahí catalogados como unos de los más venenosos del mundo.

Tantos eran estos escorpiones, que una noche, al ir con uno de los científicos, equipado con una luz neón, logramos contar una cantidad de 95 escorpiones solamente en las paredes alrededor de nuestra casa; sin embargo, aunque un piquete de uno de estos escorpiones puede matar a un adulto en 20 minutos, en Cuixmala no se fumiga y se respeta todo como es.

No obstante, los escorpiones jamás se meten, ya que estas tienen una discreta línea de mármol, cuyo único objetivo es hacer que los escorpiones se resbalen y no puedan entrar a la zona habitacional, un método 100% efectivo.

En fin, ¡Cuixmala es un verdadero paraíso de lugar!

cuixmala-hotel

Previous
La mejor época para viajar
Next
El Miguelito